Una menor de 13 años de edad resultó con graves quemaduras en su rostro, luego que su madre se enterara que perdió unas sandalias.

El lamentable suceso se registró en la comunidad de Nuevo Sinaí, Sonaguera, departamento de Colón.

Según relatos de la jovencita, su progenitora la atacó en horas de la madrugada; provocándole varios golpes y una quemadura en una de sus mejillas.

Los vecinos al escuchar los gritos de la pequeña la auxiliaron y la llevaron a un centro asistencial.

La policía identificó a la agresora como Rosa Dubón, quien debe enfrentar cargos por los daños provocados a su hija.