El periodista Renato Álvarez recibió una llamada de una hondureña que denuncio que ella le había ganado una demanda a los Rosenthal y que el estado nunca cumplió, ya que las influencias de los Rosenthal eran grandes en el poder judicial.

“Una vez me encontré a Yankel Rosenthal y me dijo: No sabes con quien te estas metiendo, yo soy Dios en la tierra”