Con voz entrecortada y con notorio dolor en sus palabras, la abuela del joven Juan Javier Cano, quien murió con síntomas de dengue, le rogó al gobierno, médicos y población combatir la enfermedad que ella asegura “no es dengue”.

Relatos de la abuela del universitario detallan que hicieron todo lo posible por salvarlo, utilizando acetaminofén, agua de coco, suero.

“A los médicos, al pueblo de Honduras, no es dengue, es muy agresivo, mi nieto fue atendido, le dieron los medicamentos que señalan y no respondió”, dijo la sexagenaria.

Indicó que no escatimaron ningún gastos y que como sobreviviente del dengue hace 19 años, está segura que es una enfermedad más agresiva.

“No hay medicamentos que curen, es una enfermedad más agresiva… Busquen poderosos políticos la medicina”.