El presidente de los Estados Unidos (EEUU), Donald Trump, dijo que la ciudad estadounidense Baltimore es más violenta que Honduras.

Sus declaraciones son vistas como un ataque a la región habitada en su mayoría por afroamericanos.

“Si uno lo mira estadísticamente… El número de tiroteos, el número de crímenes, el número de todo. Esta mañana escuché una estadística, Baltimore es peor que Honduras”, dijo el gobernante.

Las palabras de Trump confirman que Honduras es una de las naciones más peligrosos de Centroamérica y con mayor flujo migratorio.

Altos índices de criminalidad por las maras y pandillas es uno los argumentos de cientos de connacionales que huyen de su país.

EEUU ha ordenado la separaciones de cientos de familias, actualmente se estima que 900 niños fueron separados de sus padres al llegar a la frontera.