El tiburón blanco más grande jamás visto mide más de 6 metros.