La Policía Nacional reprimió y detuvo este lunes a cinco manifestantes en Tegucigalpa, capital de Honduras, durante la jornada de protestas en contra de la privatización de la salud y educación.

El enfrentamiento inició cuando los uniformados impidieron el libre acceso hacia el Congreso Nacional.

La multitudinaria jornada de protesta partió desde la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH).

A las 12:00 de la tarde, la policía continuaba lanzando gases lacrimógenos contra los protestantes.

En Choluteca, zona sur de Honduras, también los policías reprimieron las marchas.