El expresidente nacionalista Porfirio “Pepe” Lobo Sosa consideró este martes como un orgullo que la administración orlandista ordene en su contra la emisión de un requerimiento fiscal.

“Es un orgullo que le metan un requerimiento en este gobierno a uno, porque evidencia que uno es enemigo”, dijo el mandatario.

En tono contundente, señaló que en dos años será un orgullo para él ser víctima de la persecución de Juan Orlando Hernández.

“Porque lo que menos uno desearía en su vida es ser socio o cómplice de un hombre que esta castigando al pueblo hondureño”, agregó “Pepe” Lobo.

Sobre el trabajo de investigación que realiza el Ministerio Público (MP) manifestó que sigue siendo una estrategia de entretenimiento.