Científicos han descubierto un asteroide, nombrado Psyche 16 el cual, aparentemente, está compuesto de metales pesados cuyo valor se estima en 700 quintillones de dólares, por lo que podría convertir en billonarias a todas las personas que hay en el planeta Tierra.

Según el medio estadounidense Oil Price, el objeto espacial ubicado entre Marte y Júpiter, a unos 750,000 millones de kilómetros de la Tierra, y contiene suficientes metales pesados, por ejemplo: oro, hierro y níquel. Suficiente para que cada habitante de nuestro planeta reciba un billón de dólares.

La NASA planea explorar el asteroide a partir de 2022.

El director ejecutivo de EuroSun Mining, Scott Moore, manifestó que, “los ‘titanes de oro’ controlan ahora cientos de las propiedades más productivas del mundo, pero los 4 o 5 millones de onzas de oro que llevan al mercado cada año palidecen en comparación con las conquistas en el espacio”.

De acuerdo con el profesor y presidente de la Real Sociedad Astronómica de Reino Unido, John Zarnecki, llevaría unos 25 años para obtener una “demostración conceptual” sobre si es posible extraer oro del espacio y medio siglo para comenzar su producción comercial. Todo ello dependería de dos factores clave: su viabilidad económica y el desarrollo de nuestra tecnología espacial.

El fundador de Asteroid Mining Company, Mitch Hunter-Scullion, Potencias como Estados Unidos y China ya están tomando posiciones para lo que será, el “boom” de la industria minera.

Japón y Europa también se han mostrado interesados. “Una vez configurada la infraestructura, las posibilidades son casi infinitas”, aseguró Hunter-Scullion, y añadió que aquellos que sepan aprovechar esta “carrera de asteroides” podrían ganar “una cantidad astronómica de dinero”.

Moore asegura que el Psyche 16 será solo “la primera parada en esta aventura” de la exploración espacial para obtener oro, ya que existen otros asteroides cercanos a nuestro planeta que podrían ser atraídos a una órbita desde la cual sea posible extraer varios recursos.

De Igual manera, la luna alberga oro y platino, así como otros metales raros terrestres, y los científicos aseguran que el satélite natural tiene suficiente gravedad para que se pueda desarrollar una actividad minera.