Alrededor de 70 estudiantes de último año de medicina de la Universidad Católica de Honduras (UNICAH) protestaron en las instalaciones del centro de estudio. Los jóvenes protestan se debe porque fueron excluidos del convenio firmado entre la Secretaría de Educación y la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH). Esto no les permitiría iniciar el servicio social.

El 30 de octubre las autoridades de la Secretaría de Salud firmaron el documento luego de las solicitudes realizadas por los alumnos de medicina de la UNAH. El convenio indica que el gobierno se hará responsable de los lineamientos estratégicos de la visión de país y el Plan de Nación.

Los alumnos de la UNICAH dan un plazo de dos días a las autoridades. En caso de no solventar el problema, afirmaron que tomarán otras medidas. “Tenemos de retraso unos seis meses porque UNICAH no agilizo el proceso para que nosotros fuéramos parte del convenio” mencionó un estudiante.

Los aspirantes al servicio social se han organizado y emitieron un comunicado en el que expresan su molestia con el convenio firmado por las autoridades de UNAH y Salud.

El Colegio Médico de Honduras se pronunció y recomendó que se desconozca la validez del Convenio de Cooperación Institucional y demandan ser miembro con voz y voto en el Comité Ejecutivo del Servicio Social, como lo ha sido desde 1960. Además, mencionaron que hasta que se logre la participación conjunta del Colegio Médico de Honduras, Secretaría de Salud, UNAH y los estudiantes, se apruebe el Reglamento del Servicio Social Obligatorio. Para finalizar, piden que se asegure la incorporación de las universidades privadas al momento de redactar y aprobar el nuevo reglamento, así como en cualquier otra actividad vinculada con el servicio social obligatorio de médicos con colegiación provisional.

CONTINÚAN LAS PROTESTAS

El día de hoy, los alumnos continuaron las protestas en los CAMPUS de San Pedro Sula y Tegucigalpa. Bajo el lema “Basta UNICAH, medicina no es tu negocio”.