CHILE. Debido a denuncias interpuestas el pasado 18 de mayo, 34 obispos chilenos renunciaron después del silencio en casos de abusos sexuales. Hoy, el Papa aceptó la renuncia de los obispos Carlos Eduardo Pellegrín Barrera de la diócesis de Chillán; y Cristián Enrique Contreras Molina de la diócesis de San Felipe. Esta información se dio a conocer a través del boletin diario de la Santa Sede.

A su vez, el 13 de septiembre del año en curso, la diócesis de Chillan y otros tres obispados fueron allanados silmultaneamente, con una orden emitida por el fiscal Emiliano Arias. El objetivo era obtener antecendentes como investigaciones previas e informacion enviada por los obispos a la congreagacion para la Doctrina de la Fe, en Roma por la fiscalia en el marco de la denuncias de abusos a menores por miembros del clero.

Actualmente, se informó que el Papa Francisco nombró:

Administrador Apostólico, sede vacante ad nutum Sanctae Sedis, de la diócesis de San Bartolomé de Chillán al Padre Sergio Pérez de Arce Arriagada, SS.CC. (congregación de los Sagrados Corazones), hasta ahora Rector de la iglesia de los Sagrados Corazones de Valparaíso;

Administrador Apostólico, sede vacante ad nutum Sanctae Sedis, de la diócesis de San Felipe al Pbro. Jaime Ortiz de Lazcano Piquer, hasta ahora Vicario Judicial del Tribunal Eclesiástico de Santiago.