Niño de 2 años, recibe trasplante de médula, vence la leucemia y vence al Covid-19

Niño de 2 años, recibe trasplante de médula, vence la leucemia y vence al Covid-19

Hoy, el pequeño guerrero está sano y le ha ganado a todo: a infecciones en la sangre, una fractura, la neumonía, la mucositis, un trasplante, la leucemia y al Covid-19.

Miqueas trasplante de médula Foto: Brian Alvarengo
Daniel Umanzor
  • Daniel Umanzor | 02-10-2020.2:12 pm.

Miqueas Lionel, un pequeño de niño de apenas dos añitos que a su temprana edad recibió un trasplante de médula ósea, venció la leucemia y recientemente le gano la batalla al coronavirus.

El pequeño Miqueas y su familia son originarios de Tierra del Fuego, Argentina, sin embargo, tuvieron que trasladarse a vivir a Buenos Aires para realizar todos los tratamientos necesarios para que Miqueas pudiera salir victorioso de esta batalla.

Brian Alvarengo el padre del bebé cuenta a un medio local como todo fue el día que recibió una de las mejores noticias de su vida, “recuerdo cuando me llamaron y me comunicaron una de las novedades más de mi vida… ‘Buenas noticias! ¡Salió una persona en Alemania cuya compatibilidad es de 10 de 10 para el trasplante de médula!’”.

Como cuenta su padre, quien no para de abrazar y demostrarles su amor al pequeño, Miqueas es un amante de varios estilos de música, como el rock y la cumbia, apenas le ponen música y comienza a moverse. Le encantan los dinosaurios y los carritos de juguete.

Niño que venció la leucemia en dos ocasiones y que sufrió trasplante de médula ósea, regresa a la escuela

“En un control pediátrico, nos dijeron que Miqueas presentaba tres valores en sangre que no eran normales “, cuenta su padre. Inmediatamente remitieron al menor al Sanatorio Güemes para realizarle al nene una punción medular. “A los días, le diagnosticaron leucemia mieloide aguda. Tuvimos que hace vida nueva acá”, contó.

Miqueas comenzó con las quimioterapias. En total fueron 5, una por mes. Durante el tratamiento, se presentaron varias complicaciones. Entre ellas, los médicos detectaron que algunos virus intra hospitalarios habían ingresado en el cuerpo del pequeño.

Luego de las cinco semanas correspondientes al primer bloque de quimioterapias, la enfermedad se atenuó y Miqueas quedó en remisión. “Con las puniciones, la médula siempre salía limpia. Todo iba bien y creímos que estábamos listos para irnos a casa”, dice Brian. Pero el 23 noviembre del pasado año el diagnóstico cambió.

“Nos informaron que la enfermedad había tomado la médula en un 33 por ciento. Miqueas tenía afectados los glóbulos blancos y las plaquetas. “Pasamos muy mal las fiestas, no tuvimos ánimos para festejar”, dice el padre.

Hoy, el pequeño guerrero está sano y le ha ganado a todo: a infecciones en la sangre, una fractura, la neumonía, la mucositis, un trasplante, la leucemia y al Covid-19.

“Nunca perdimos las esperanzas, confiamos en los profesionales y en Dios. Espero que otras familias también puedan superar la adversidad que se les presente”, finalizó el padre.