El ejército turco asegura que tiene el control del país después de que haya tomado la televisión pública, el aeropuerto internacional Ataturk, infraestructuras básicas como los puentes sobre el Bósforo y el palacio presidencial.

Sería un golpe de estado en toda regla, como admitió el propio primer ministro Binali Yildirim en una comunicación en la que aseguró que se trata de un “grupo perteneciente a los militares”. Los golpistas han tomado como rehén al jefe del Estado mayor. La agencia de noticias Heber Turk ha anunciado el cierre de los puentes Bósforo y Fatih Sultan Mehmet en sentido Asia.

La misma fuente agrega que en Ankara unos cazas sobrevuelan el cielo de esta ciudad capitalina.

El jefe del Estado Mayor es “rehén” de militares golpistas en Turquía, mientras la página Web del propio Estado Mayor turco no está disponible de momento.

Mediante un comunicado, el Ejército asegura haber tomado el poder en Turquía y se ha hecho con el control del edificio gubernamental “para garantizar la democracia y el respeto a los Derechos Humanos”.

Los militares han bloqueado las calles y puentes en Estambul. Los tanques han sido desplegados junto al Aeropuerto Internacional Ataturk donde han sido cancelados todos los vuelos.

El primer ministro turco, Binali Yildirim, informa de que un grupo dentro del Ejército está involucrado en un intento de golpe.

“Estábamos frente a un intento de golpe de Estado, pero la situación está controlada”, ha dicho el premier turco.

“Quienes formen parte de estos actos ilegales van a pagar el más alto precio”, advierte Yildirim.

Un grupo de militares turcos intentó perpetrar acciones anticonsitucionales contra los órganos del poder, declara el primer ministro turco, Binali Yildirim.

“Un grupo de militares, abusando de sus poderes y las armas en su posesión, intentaron perpetrar acciones anticonstitucionales e irresponsables. Los responsables sentirán todo el peso de la ley”, ha detallado.

En Ankara se han podido escuchar disparos, de acuerdo con testigos citados por la agencia de noticias Reuters.