El Chapo tenia internet y cocineras en las montañas

0013604570

Joaquín Archivaldo Guzmán Loera, Alias “El Chapo” logró esconderse en las montañas luego de su fuga hasta el 6 de octubre, cuando autoridades mexicanas lo ubicaron y estuvieron a punto de capturarlo.

El lugar se llama La Piedrosa, y se ubica en la Sierra de Durango. Allí se encuentran cinco cabañas de piedra y techo de madera, que fueron construidas el pasado 21 de junio, según una inscripción que se encontró en una de las casas.

De acuerdo con información oficial obtenida por el rotativo La Jornada, “El Chapo” Guzmán llegó al lugar el 16 de septiembre. Allí, el líder del Cártel de Sinaloa no tenía vecinos, y al lugar sólo se puede entrar por aire o en un vehículo todo terreno. Por ello, a menos de un kilómetro de las cabañas se encuentra una pista clandestina de aterrizaje.

La casa que habitaba Guzmán tenía tres cuartos, cada uno con unas tres bases de cemento para camas matrimoniales. En la primera de las cabañas, junto al baño con excusado, regadera y agua corriente, dormía el capo, En otra sus guardaespaldas, y en la tercera, sus cocineras.

En la cocina encontraron dos refrigeradores y un congelador. Además, dice La Jornada, había alimentos para muchos días. Las casas tienen energía eléctrica abastecida por luz solar y según el rotativo, también tenían acceso a Internet.

La casa del narco más buscado del mundo estaba más alta que las otras cuatro viviendas. Las cuatro restantes estaban hechas con materiales de menor calidad y en ellas habitaba su personal de seguridad.

El diario asegura que desde la altura, el capo pudo ver la llegada de los helicópteros y eso le permitió escapar. La vegetación de la zona ayudó al narcotraficante a fugarse por un sendero de dos kilómetros y medio de largo, hasta llegar a un arroyo dónde le perdieron la pista.

De acuerdo con el rotativo, Guzmán vivió en este conjunto de cabañas desde que se fugó del penal del Altiplano, el pasado 11 de Julio.

La Jornada indica que a las ocho de la mañana del 6 de octubre, cinco helicópteros de la marina Mexicana, realizaron algunos tiros de advertencia. Más de 30 personas integraban la seguridad de “El Chapo” y respondieron con ataques.

Guzmán y sus tres guardaespaldas más cercanos, junto tres mujeres y una niña, salieron de la casa principal para escapar. Al mirar para arriba, “El Chapo” perdió el equilibrio y se cayó. Se lesión la nariz y la pierna.

Los marinos explicaron a La Jornada que decidieron detener el tiroteo porque el narco se escapaba con dos niñas. Así, comenzaron el intento de captura por tierra. En su huida, Guzmán abandonó a las tres mujeres y a las dos niñas, tres gorras y una camiseta.

En el lugar, la Armada de México encontró dos lanzacohetes y armas de grueso calibre. Además, fueron detenidos tres sicarios y tres mujeres que se cree son sus cocineras. Fueron ellas las que confirmaron a los marinos que el narcotraficante más buscado del mundo se encuentra herido.

Leer también: Un changuito fue pista clave para dar con el paradero de El “Chapo” Guzman