Trump anuncia aranceles contra Guatemala por tema migratorio

Washington. Estados Unidos. Este martes, a través de Twitter, el presidente estadounidense Donald Trump reprochó a Guatemala que rompiera el acuerdo para convertirse en el tercer país seguro.

El acuerdo entre Estados Unidos y Guatemala implicaba en que el país centroamericano recibiera a lo migrantes de otros países cuya solicitud de asilo en territorio estadounidense fuera rechazada.

“Guatemala, que ha estado formando caravanas y ha enviado a EE.UU a un gran número de personas, algunas de ellas con antecedentes penales, ha decidido romper el trato que tenían con nosotros para firmar un acuerdo de tercer país seguro, tan necesario”, tuiteó el mandatario.

De esta manera, Trump también informó que su administración ya evalúa las sanciones que pretende imponer hacia Guatemala tras rechazar el acuerdo de tercer país seguro.

“Ahora estamos viendo las prohibiciones, aranceles, tarifas a las remesas a todo lo anterior. Guatemala no ha sido buena. Los dólares de los contribuyentes estadounidenses que se destinaron a ellos fueron eliminados hace 9 meses”, dijo el presidente.

El concepto de “tercer estado seguro” fue establecido por la Organización de Naciones Unidas (ONU) en los principios de la Convención sobre el Estatuto de los Refugiados, publicado en 1951.

En caso de que el acuerdo entre Estados Unidos y Guatemala se hubiese concretado, todos los migrantes de Honduras y El Salvador a los que se les negara el asilo en EE.UU, serían enviados a Guatemala.

Se habia previsto que el mandatario guatemalteco, Jimmy Morales, viajara a EE.UU el pasado 15 de julio para firmar dicho acuerdo, sin embargo, diversos actores políticos en el país centroamericano interpusieron varios recursos de amparao ante la Corte de Cosntitucionalidad para evitar que el presidente Morales firmara el polémico acuerdo sin la aprobación del Congreso.

Dichas acciones provocaron que Morales cancelara su viaje a Estados Unidos. El Gobierno de Guatemala tuvo que emitir un comunicado el 14 de julio en el que se señalaba que “en ningún momento se contemplan firmar un acuerdo para convertir a Guatemala” en un Estado receptor de migrantes rechazados en otros países.