Carlos Espina, el cartero de los inmigrantes detenidos por el Servicio de Control e Inmigración de EEUU

Carlos Espina, el cartero de los inmigrantes detenidos por el Servicio de Control e Inmigración de EEUU

Esta Navidad, el joven pretende invertir tres mil dólares para que los inmigrantes puedan hablar con un ser querido.

Carlos Espina, el cartero de los inmigrantes detenidos Fotografía cortesía, Vía Telemundo.
Jacqueline Alvarenga
  • Jacqueline Alvarenga | 18-12-2020.4:14 pm.

Carlos Espina, es un joven de 22 años de edad que se ha ganado el seudónimo del cartero de los inmigrantes detenidos por el Servicio de Control e Inmigración de los Estados Unidos (EEUU).

 

El latino se ha dado a la tarea de recaudar fondos y escribir cartas a los inmigrantes que se encuentran retenidos en el ICE para recordarles que no están solos.

 

Con los dineros que gente de buen corazón entrega, envía adjunto a la carta 15 dólares para que los indocumentados puedan comunicarse con un ser querido.

 

La popularidad de Carlos Espina se ha extendido a nivel de la región, haciendo uso de las redes sociales, las cuales aprovecha para leer las historias de sus amigos.

 

Actualmente, el joven cuenta con 600 mil seguidores en la plataforma de TikTok y cada día aumenta su aceptación por la obra que realiza.

 

‘Para muchos esta es una época de felicidad, pero estando ahí dentro detenido no tienes para hacer una llamada. Yo les mando 15 dólares y con eso pueden hacer una llamada’, explicó Carlos Espina sobre su apoyo.

 

Indicó el dinero se utiliza para que los inmigrantes detenidos puedan hablar con sus familiares de una a dos horas como regalo de Navidad.

 

Según el activista, escribe diariamente cinco cartas para responder a sus amigos que luchan en los centros de detención y darle aliento en medio de la dificultad.

 

Esta Navidad, el joven pretende invertir tres mil dólares para que los inmigrantes puedan hablar con un ser querido.

 

Uno de los beneficiados por Carlos Espina calificó su tarea como una de los mejores apoyos que ha recibido estando recluido. ‘Nos da ánimos y esperanza de que hay personas afuera que nos apoyan’.