Brasil: Aprobada nueva ley de privatización de agua y saneamiento

Brasil: Aprobada nueva ley de privatización de agua y saneamiento

Las empresas públicas que hasta el momento garantizan el suministro, únicamente podrán participar si demuestran poseer solvencia para garantizar el servicio por un periodo de 30 años. 

Brasil: Aprobada nueva ley de privatización de agua y saneamiento. Saneamento básico en la Zona Sul de Sao Paulo, 30 de junio de 2020. Van Campos / www.globallookpress.com.
Jacqueline Alvarenga
  • Jacqueline Alvarenga | 20-07-2020.2:23 pm.

La nueva ley de privatización y saneamiento básico en Brasil fue aprobada por el presidente Jair Bolsonaro, permitiendo un nuevo marco legal para el suministro del vital líquido en la nación.

El objetivo del gobierno es que con la ayuda del sector privado se inicié un proceso para ofrecer el servicio que era proporcionado cien por ciento por el Estado.

Según la gestión de Bolsonaro, la Ley aprobada otorgará una inversión de 130 mil millones de dólares de capital privado.

Con los fondos se impulsará supuestamente proyectos para garantizar los servicios a más de cien millones de brasileños.

La nueva ley prevé que la meta se cumplirá en el 2033 con un 90 por ciento de cobertura de alcantarillado al 90 por ciento de sus habitantes.

Cifras actuales detallan que solo el 50 por ciento de los brasileños cuentas con tratamiento de aguas residuales.

“En Brasil, donde hay la mayor concentración de agua dulce superficial del mundo, más de 40 millones de personas no tienen acceso a estos suministros públicos”, dijeron autoridades brasileñas al anunciar que la ley estaba aprobada.

Destacaron que la falta de agua de calidad y alcantarillado provoca enfermedades, entre las cuales se destaca la hepatitis , diarrea, dengue, cólera y otras.

Las empresas públicas que hasta el momento garantizan el suministro en cada uno de los 26 estados del país, más el Distrito Federal, únicamente podrán participar de las futuras licitaciones de renovación de los contratos de saneamiento si demuestran poseer solvencia para garantizar el servicio por un periodo de 30 años.