Biden dice que no suministrará a Ucrania sistemas de cohetes que pueden alcanzar a Rusia

Biden dice que no suministrará a Ucrania sistemas de cohetes que pueden alcanzar a Rusia

El presidente de los EEUU, Joe Biden, dijo que no enviará a Ucrania el sistema de cohetes que puedan alcanzar a Rusia, mientras el gobierno de Vladimir Putin avanza con su ofensiva en territorio ucraniano.

Biden promete que cazará y hará pagar a los responsables del atentado en Kabul, con decretos, hijo de perra, oligarcas rusos, Bucha, sistemas de Fotografía ilustrativa, cortesía. / Vía Getty Images.
  • Jacqueline Alvarenga | 31-05-2022.1:13 pm.

El presidente de los Estados Unidos (EEUU), Joe Biden, aseguró que no suministrará a Ucrania los sistemas de cohetes que pueden alcanzar a Rusia como se tenía previsto hace unas semanas.

Las declaraciones de Biden de que entregaría a Volodimir Zelenski el sistema avanzado militar generó preocupación y polémica a nivel internacional.

No vamos a enviar a Ucrania sistemas de cohetes”, dijo el mandatario a la agencia Reuters, descartando que Ucrania pueda acceder al equipo militar.

Expertos han señalado que la decisión de Biden merma el poderío militar que Ucrania tendría con el avanzado sistema, pero evita consecuencias mayores de la guerra.

Funcionarios ucranianos habían solicitado a los EEUU los sistemas de cohetes de lanzamientos múltiples, denominados MLRS. El alcance de este equipo se extiende de 30 a 80 kilómetros y los proyectiles más avanzados pueden llegar a más de 160 kilómetros.

Aunque el mandatario estadounidense no especificó de que sistema se refería, conocedores han asegurado que se trata de esta novedosa herramienta militar.

También, se resaltó que con la negativa de los EEUU de entregar los sistemas de cohetes a Ucrania será difícil que la Unión Europea entregue misiles al Ejército ucraniano.

Hace unas semanas, EEUU entregó a Ucrania equipo de lanzamiento múltiples más antiguos y otras armas sin precedentes.

El conflicto entre Rusia y Ucrania se ha extendido por más de tres meses a pesar de las fuertes sanciones económicas contra el gobierno de Vladimir Putin.