Estudios de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH) revelan que el zancudo Aedes Aegypti, transmisor del dengue, logró volverse inmune a los insecticidas.

El biólogo David Martínez explicó que el insecto logra evadir el tóxico para sobrevivir, generando proteínas que lo hacen inmune al veneno.

“A un principio los mata, porque nunca ha estado expuesto, pero de tanto estar expuesto en algún momento va a buscar la manera de evadir el tóxico para sobrevivir”, dijo el especialista.

Recordó que el zancudo en otros tiempos no picaba a los humanos, porque solo atacaba a los animales.

“Ahora está en la urbanización atacando a las personas, es muy virulento”, indicó Martínez.

Se prevé que el dengue se extienda hasta octubre y se le pide a la población tomar las medidas de precaución.

Hasta la fecha en Honduras se registran 89 muertes por dengue con más de 40 mil casos a nivel nacional.