Yusra, la refugiada siria que salvó la vida de 18 personas y que ahora brilla en los Juego Olímpicos

Yusra, la refugiada siria que salvó la vida de 18 personas y que ahora brilla en los Juego Olímpicos

“No iba a quedarme sentada y a quejarme de que me iba a ahogar. Si me iba a ahogar, al menos lo haría habiéndome sentido orgullosa de mí y de mi hermana”, dijo la competidora olímpica.

Yusra, la refugiada siria que salvó la vida de 18 personas y que ahora brilla en los Juego Olímpicos Imágenes cortesía vía Instagram.
  • Jacqueline Alvarenga | 29-07-2021.6:58 pm.

Tokio.- Yusra Mardini, es una joven refugiada siria que tras salvar la vida de 18 personas nadando decidió participar en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, donde actualmente brilla con su participación.

Cuando tenía 17 años de edad su familia se vio obligada a huir a Grecia luego que los bombardeos destruyeran su vivienda y la comunidad.

Según recuerda la joven, la destrucción abarcó la piscina de la ciudad donde practicaba natación, deporte que le permitiría salvar la vida de 18  personas que huyeron junto a su familia.

Yusra, desde muy pequeña soñó con ser una destacada competidora en o que ella llama su pasión, la natación.

Fue en el 2016 que la vida puso a prueba sus habilidades, permitiéndole nadar varios kilómetros para salvar la vida de 18 personas que estaban en la embarcación.

“Se encontraban cruzando el mar Mediterráneo, el motor de la embarcación que les trasladaba se arruinó. Estaban atrapados y las demás personas no sabían nadar”, recuerda la joven atleta.

Yusra y su hermana Sarah, quienes habían recibido entrenamiento, decidieron en ese instante lanzarse al agua y empujar el pequeño barco hasta tierra.

“Con una mano sujetaba la cuerda que estaba atada al bote, mientras que nadaba con la otra y los pies (…) Había gente que no sabía nadar. No iba a quedarme sentada y a quejarme de que me iba a ahogar. Si me iba a ahogar, al menos lo haría habiéndome sentido orgullosa de mí y de mi hermana”, narró la nadadora olímpica.

Por su hazaña, Yusra y su hermana fueron nombradas como Embajadoras de Buena Voluntad por la ONG ACNUR.

Pasaron los años y su determinación fue firme, quería ser parte de las olimpiadas y aprovechar que en el 2016 se creó el Equipo Olímpico de Atletas Refugiados.

Hoy la nadadora y atleta forma parte del equipo de refugiados logrando brillar y recordar su faena de salvar a 18 personas de la embarcación.