‘Yo beso el suelo por el que camina’, dice joven que no deja que su esposo haga algo en casa

‘Yo beso el suelo por el que camina’, dice joven que no deja que su esposo haga algo en casa

La historia de la joven de 22 años que asegura que su trabajo es hacer todo lo de casa ha generado indignación.

‘Yo beso el suelo por el que camina’, dice joven que no deja que su esposo haga algo en casa Fotografía cortesía, vía redes sociales.
  • Jacqueline Alvarenga | 03-06-2021.5:21 pm.

Rumania.- El caso de una mujer que es capaz de besar el suelo por donde camina su esposo ha generado indignación a nivel internacional en tiempos de liberación femenina.

La historia de Danielle Jo Lee, una joven de 22 años completamente ‘abnegada’ a su marido se ha viralizado en las redes sociales.

Según el relato de medios locales, la mujer no permite que su esposo haga algo en la casa, las labores del hogar son exclusivamente para las mujeres.

‘Yo beso el suelo por el que camina. No dejo que levante un dedo, no es su trabajo, es el mío. Yo cocino, limpio y hago todo por él’, dijo la joven que ha generado polémica.

El caso se vuelve aún peor cuando la joven confiesa que además de hacer todo en el hogar también trabaja para ayudar económicamente a su esposo.

‘Tan pronto como llego de trabajar, limpio todo para dejarlo listo para él. Y también paso mis días libres limpiando’, agregó Dani Jo.

Reconoce que su forma de tratar a su esposo es bastante conservadora, pero afirma que fue la forma en que fue educada.

Conoció a quien hoy es su pareja hace siete años, pero oficializaron su unión en el 2019 en contra de su familia.

Al hablar de formar una familia con hijos, la abnegada mujer dice que mantendrá su legado: educará a sus hijos como ella fue educada.

‘Quiero que tengan una educación y que tengan carreras brillantes. Es importante para mí que mis hijos tengan las oportunidades que yo no tuve’, dijo la joven.

La relación con su esposo y otras tradiciones gitanas las habla abiertamente en su cuenta de Tiktok. Su propósito es desmentí algunos prejuicios en contra de los gitanos.

Su deseo de ser una de las mejores esposas no ha sido bien visto por grupos defensores de los derechos humanos.