Una escuela de boxeo en Honduras: El proyecto del padre del campeón Teófimo López

Una escuela de boxeo en Honduras: El proyecto del padre del campeón Teófimo López

‘Estamos haciendo cosas grandes para Latinoamérica, especialmente para Honduras’, dijo el orgulloso padre.

Teófimo López campeón de boxeo. Teófimo López y su padre, quien lleva el mismo nombre. / Fotografía cortesía.
Jacqueline Alvarenga
  • Jacqueline Alvarenga | 20-10-2020.10:26 am.

El padre del campeón de peso ligero, Teófimo López, ha revelado que el proyecto familiar a largo plazo será la implementación de una escuela de boxeo en Honduras para buscar nuevos talentos.

De acuerdo con el progenitor del boxeador, quien lleva su mismo nombre, en Honduras existen otros Teófimos que deben ser descubiertos.

‘¿Cuántos muchachos ahora en Honduras quisieran ser como mi hijo? Vamos a trabajar en abrir escuelas de boxeo en Honduras para ayudar a la juventud?”, dijo López.

El hondureño, quien salió de su tierra en busca de una vida mejor, no se ha olvidado de su patria y espera que el proyecto se convierta en oportunidades.

‘Estamos haciendo cosas grandes para Latinoamérica, especialmente para Honduras’, agregó el orgulloso padre.

Destacó que su hijo es el primer campeón mundial de boxeo de Honduras al lograr todos los cinturones. ‘Le enseñamos a la gente que mi hijo es el mejor’.

Reiteró que con la implementación de una escuela que impulse ese deporte en Honduras se darán oportunidades a los jóvenes que lo necesitan.

“Yo estoy más que seguro que debe haber otro Teófimo en Honduras”, dijo el padre del campeón mundial de boxeo de peso ligero.

Teófimo López, de 23 años de edad e hijo de inmigrantes hondureños se convirtió en el campeón indiscutible de peso ligero del mundo al ganarle al ucraniano Vasiliy Lomachenko.

López se convierte en el peleador más joven en convertirse en campeón de cuatro cinturones desde que se fundó la OMB en 1988.

Esta ronda fue una exclamación tardía a lo que fue una excelente actuación de un joven que cumplió con el destino de su padre, quien profetizó que su hijo no sólo ganaría un título mundial en su 15a pelea, sino que derivaría a un boxeador.