Un informe de Salud Pública muestra que las bebidas azucaradas representan una continua preocupación para la salud de los jóvenes en el condado de Los Ángeles

Un informe de Salud Pública muestra que las bebidas azucaradas representan una continua preocupación para la salud de los jóvenes en el condado de Los Ángeles

  • Business Wire | 18-11-2022.12:03 am.

Los datos muestran que los niños afroamericanos y latinos son afectados en forma desproporcionada, y hay grandes diferencias regionales en las tasas de consumo

LOS ÁNGELES–(BUSINESS WIRE)–El Departamento de Salud Pública del Condado de Los Ángeles (Salud Pública) publicó un informe que muestra que el consumo de bebidas azucaradas (sugar-sweetened beverages, SSB) —como refrescos, bebidas de frutas, bebidas deportivas y bebidas energéticas— siguen siendo una continua preocupación para la salud de los niños y adolescentes en el condado de Los Ángeles. El informe muestra notables disparidades en el consumo de bebidas azucaradas entre los grupos raciales, étnicos, geográficos y socioeconómicos. La publicación del informe ocurre tras la moción de la Junta de Supervisores del Condado de Los Ángeles el martes, llamando la atención a la importancia del informe y sus recomendaciones para cambios ambientales y de políticas. La Junta ha dado instrucciones a Salud Pública para que lo distribuya ampliamente.

Declaramos noviembre como el Mes de Conciencia de la Diabetes para enfocar nuestra atención en este problema de salud crítico y muchos de los factores potenciales que contribuyen a la diabetes tipo 2, como el consumo de bebidas azucaradas”, dijo la supervisora del condado de Los Ángeles, Hilda L. Solis, representando el Primer Distrito. “El informe del Departamento de Salud Pública destaca el hecho de que, a pesar de la disminución en el consumo general de bebidas azucaradas entre los jóvenes, el consumo entre los jóvenes afroamericanos y latinos sigue siendo más alto que en otras poblaciones. Por esta razón, presenté una moción a la junta que ordena a nuestro Departamento de Salud Pública que distribuya su informe a las organizaciones comunitarias, los legisladores y las escuelas para ayudar a crear conciencia para ayudar a prevenir el desarrollo de diabetes tipo 2 en nuestras comunidades más vulnerables en el futuro”.

El exceso en el consumo de azúcares añadidos contribuye a la alta prevalencia de obesidad en los niños y adolescentes, y aumenta el riesgo de deterioro dental, afecciones cardíacas, hipertensión y diabetes tipo 2. Las bebidas azucaradas son la fuente principal de azúcares añadidos en la dieta estadounidense.

Este informe muestra que las bebidas azucaradas son un problema real que afecta la salud y el bienestar de nuestros niños”, dijo la supervisora del condado de Los Ángeles, Janice Hahn, representando el Cuarto Distrito. “El problema que veo es que las opciones azucaradas suelen ser las opciones más baratas, y las alternativas más saludables no siempre son asequibles. Tenemos mucho trabajo por hacer para cambiar esta realidad y abordar las persistentes disparidades de salud que experimentan nuestros niños”.

Tomando datos de la última Encuesta de salud del condado de Los Ángeles (Los Angeles County Health Survey, LACHS), los puntos destacables del informe incluyen:

  • El consumo de bebidas azucaradas fue más alto entre niños afroamericanos (47.6 %) y latinos (43.1 %), comparados con niños asiáticos (25.4 %) y blancos (21.0 %).
  • Los hallazgos mostraron grandes diferencias regionales en el consumo de bebidas azucaradas por niños en todo el condado de Los Ángeles, con el menor consumo de bebidas azucaradas en el Área de Planeación de Servicio (Service Planning Area, SPA) del Oeste (16.7 % en 2018), que incluye comunidades como Santa Monica, Beverly Hills y Malibu, y el mayor en el SPA del Sur (51.6%), que incluye las comunidades de Compton, Crenshaw, Watts y las áreas que las rodean.
  • Aunque en general las tasas de consumo diario de bebidas azucaradas han disminuido (de 43.3 % a 37.2 %) durante la última década, los niños afroamericanos y latinos siguen teniendo aproximadamente el doble de la tasa de consumo de bebidas azucaradas en comparación con los niños blancos y asiáticos.
  • Entre los hogares de bajos ingresos que viven por debajo del 100 % del Nivel Federal de Pobreza (Federal Poverty Level, FPL), el 47 % de los niños consumieron una o más bebidas azucaradas por día, comparado con el 22 % de niños viviendo en hogares en o por encima del 300 % del FPL.
  • El consumo de bebidas azucaradas fue menor entre los niños que participaron en el Programa Especial de Nutrición para Mujeres, Infantes y Menores (Women, Infants and Children, WIC) (32.1 %), comparado con los niños en hogares de bajos ingresos que no participaron en el programa (40.7 %). Esta notable diferencia parece proporcionar un factor de protección que podría ser debido a la consejería de nutrición para reducir el consumo de bebidas azucaradas y la provisión de beneficios de WIC que incluyen solamente bebidas que no contienen azúcar añadido.

Aunque las tasas generales de consumo de bebidas azucaradas están disminuyendo, seguimos viendo disparidades preocupantes en las poblaciones que están más afectadas”, dijo Barbara Ferrer, PhD, MPH, MEd, directora de Salud Pública. “Sabemos que el consumo de bebidas azucaradas entre nuestros jóvenes afroamericanos y latinos es el doble que el de sus contrapartes blancos y asiáticos. Y aunque siempre es fácil culpar el problema a las elecciones individuales, estamos conscientes de que el ambiente en el que los niños viven, estudian y juegan tiene un tremendo impacto en las decisiones que pueden tomar. Las inequidades sistémicas, tales como la comercialización dirigida, la proliferación de bebidas azucaradas de bajo costo, y la falta de mejoras a la infraestructura que proporcione acceso a agua limpia y segura en comunidades de color, influencian grandemente la conducta individual. Será necesario un compromiso mayor de parte de todos nosotros para implementar estrategias de múltiples sectores para reducir las inequidades y mejorar la salud y el futuro de nuestros hijos”.

Las estrategias recomendadas en el informe para reducir las disparidades en el consumo de bebidas azucaradas entre los niños en el condado de Los Ángeles incluyen:

  • Limitar la comercialización de bebidas azucaradas en edificios y espacios públicos
  • Hacer que el agua potable sea segura, accesible y gratuita en todas las comunidades y escuelas
  • Asignar los ingresos fiscales de bebidas azucaradas a programas dirigidos a comunidades que han sido desproporcionadamente impactadas por la comercialización y alto consumo de bebidas azucaradas
  • Implementar las estrategias económicas conductuales para promover opciones de bebidas más saludables en escuelas y restaurantes
  • Urgir programas nacionales de comidas escolares a asegurar el acceso a bebidas saludables y disuadir el consumo de bebidas azucaradas
  • Expandir la educación de nutrición por programas federales de asistencia nutricional basado en la evidencia sobre los impactos negativos del consumo de bebidas azucaradas en la salud

Para ver el informe completo, visite http://ph.lacounty.gov/nut/media/nutrition-physical-activity-resources/LA_County_Sugar-Sweetened_Beverage_Report_2022_Web_Layout.pdf.

El Departamento de Salud Pública está comprometido a promover la equidad en la salud y asegurar la salud óptima y bienestar de los 10 millones de residentes del Condado de Los Ángeles. A través de una variedad de programas, asociaciones comunitarias y servicios, Salud Pública supervisa la salud ambiental, el control de enfermedades y la salud comunitaria y de la familia. Acreditado nacionalmente por la Junta de Acreditación de Salud Pública, el Departamento de Salud Pública del Condado de Los Ángeles está conformado por casi 5,000 empleados y tiene un presupuesto anual que supera los $1.3 mil millones.

Contacts

CONTACTO:

Emily Jerome, Emily.Jerome@FinnPartners.com