Un hallazgo podría revelar nuevas pistas sobre la infancia de Jesús

Un hallazgo podría revelar nuevas pistas sobre la infancia de Jesús

Este hallazgo proporciona una visión más íntima de las historias que circularon sobre los primeros años de Jesús y cómo evolucionaron a lo largo de los siglos.

Foto: Getty images.
  • Kim Ramos | 12-06-2024.9:46 pm.

Un reciente descubrimiento podría ofrecer algunas pistas sobre la infancia de Jesús, un aspecto poco documentado en los relatos bíblicos.

Los Evangelios canónicos proporcionan escasos detalles sobre los primeros años de Jesús, mencionando solo un traslado a Jerusalén cuando tenía 12 años. Sin embargo, los textos apócrifos, como el Evangelio de Tomás, intentan llenar estos vacíos con relatos de su supuestamente milagrosa infancia.

Recientemente, un fragmento de papiro encontrado en la Biblioteca Estatal y Universitaria Carl von Ossietzky de Hamburgo ha revelado una versión más antigua de este evangelio apócrifo, datada entre los siglos IV y V d.C., acercándose mucho más a su origen alrededor del siglo II d.C. 

Este hallazgo proporciona una visión más íntima de las historias que circularon sobre los primeros años de Jesús y muestra cómo estas narrativas se extendieron y evolucionaron a lo largo de los siglos.

El papiro, conocido como “P.Hamb.Graec. 1011”, fue descubierto por los papirólogos Lajos Berkes y Gabriel Nocchi Macedo. Medía aproximadamente 10 por 5 centímetros y contenía solo 13 líneas en griego, con alrededor de 10 letras por línea. 

Inicialmente, se pensó que podría ser un documento cotidiano debido a la torpe caligrafía. Sin embargo, al encontrar la palabra “Jesús” en el texto y compararlo con otros papiros digitalizados, los expertos se dieron cuenta de que se trataba de una parte del Evangelio de la infancia de Tomás.

Este fragmento en particular corresponde al inicio de la historia conocida como la “vivificación de los gorriones”, donde Jesús, como su segundo milagro, moldea gorriones con arcilla cerca de un río. 

La datación del fragmento entre los siglos IV y V d.C. lo convierte en el ejemplo más antiguo conocido de este evangelio, superando a un códice del siglo XI que hasta ahora era la versión más antigua.

El descubrimiento es de gran interés para la investigación histórica y teológica. Berkes destacó que, además de ser el fragmento más antiguo conocido, proporciona nuevos conocimientos sobre cómo se transmitieron estos textos a lo largo del tiempo. Los papirólogos sugieren que el fragmento podría haber sido un ejercicio de escritura en una escuela o monasterio, dado el estilo torpe de la caligrafía y la construcción de las líneas.

Este hallazgo no solo arroja luz sobre las primeras representaciones y leyendas de Jesús, sino que también ofrece una nueva perspectiva sobre cómo se difundieron y transformaron estas historias a lo largo de los siglos. 

Para los estudiosos del cristianismo y la historia antigua, el fragmento de Hamburgo es una pieza invaluable que amplía la comprensión de la infancia de una de las figuras más influyentes de la historia.

La comunidad académica sigue analizando este fragmento, esperando que continúe revelando más detalles sobre los relatos apócrifos de la infancia de Jesús y su impacto en la tradición cristiana.

Fundador de la iglesia satánica se convierte al cristianismo: Encontró a Jesús a través de una mujer