Este martes, durante las elecciones de medio termino, los estadounidenses se volcaron a las urnas para elegir a los 435 miembros que conforman la Cámara de Representantes, en lo que significó la reposesión del control por parte de los demócratas en dicha Cámara.

Los demócratas obtuvieron los 23 escaños necesarios para tener la mayoría en la Cámara de Representantes, al derrotar a los republicanos en estados clave como Florida, Pensilvania, Colorado y Virginia, según las proyecciones de varios medios norteamericanos (CNN, FOX, NBC).

Esto significa un duro golpe para el gobierno republicano de Donald Trump, al perder el control de la Cámara baja, la cual es la responsable de aprobar el presupuesto, y esto interfiere en las intenciones de Trump en construir un muro para frenar a los migrantes en la frontera sur de Estados Unidos.