Trump promete desplegar Ejército si la violencia no se detiene en las protestas

Trump promete desplegar Ejército si la violencia no se detiene en las protestas

Ejército de EEUU
Jacqueline Alvarenga
  • Jacqueline Alvarenga | 01-06-2020.7:40 pm.

El presidente de Estados Unidos (EEUU), Donald Trump, anunció este lunes el despliegue del Ejército si la violencia en las protestas por la muerte de George Floyd no se detiene.

El gobernante espera que con el  envío de soldados fuertemente armados y agentes de seguridad los disturbios en la capital de Estados Unidos, Washington, cesen.

Las declaraciones del mandatario se dan luego de una masiva protesta en las cercanías de la Casa Blanca que obligó a Trump a ocultarse en el búnker subterráneo.

“Si una ciudad o estado se niega a tomar las medidas necesarias para defender la vida y la propiedad de sus residentes, entonces desplegaré al Ejército y resolveré rápidamente el problema por ellos”, dijo el gobernante.

Sobre lo ocurrido en Washington culpó a la alcaldesa, Murien Browser, por no permitir que la policía del Distrito Central se involucrara en las protestas.

La alcaldesa fue contundente en su respuestas, dejando claro que las protestas son el producto de años de racismo.

“Mientras él se esconde detrás de su cerca con miedo/solo, yo estoy con las personas que ejercen pacíficamente su Primera Enmienda (el derecho a la libertad de expresión) justo después del asesinato de #GeorgeFloyd y cientos de años de racismo institucional”, le respondió la Browser a Trump.

Trump, indicó que no solo en la capital va a desplazar el Ejército, sino que pretende enviar militares a los demás estados donde  los alcaldes y los gobernadores no logren recuperar el control de las calles.

“Los alcaldes y los gobernadores deben establecer una presencia abrumadora de fuerzas de seguridad hasta que la violencia haya sido sofocada”, dijo el gobernante.

Asimismo, calificó de débiles a los gobernadores que no han logrado detener las manifestaciones.

Desde el miércoles EEUU se enfrascó en una crisis social por la muerte del afroamericano en manos de un policía que tenía 18 quejas en su expediente.