Trump busca negar residencia a inmigrantes legales que usen beneficios públicos

El gobierno de Donald Trump anunció este lunes que limitarán los permisos de residencia a inmigrantes legales con el objetivo de reducir el flujo migratorio.

Con el rechazo de las solicitudes conocidas como “Green cards o tarjetas verdes”, los inmigrantes con un estatus legal con bajos ingresos y que dependan de fondos públicos serían deportados.

La normativa será publicada el miércoles en el Registro Federal y entrará en vigor 60 días después de su publicación.

Representantes de Trump explicaron que con la medida el gobierno determinará si el “inmigrante se ha convertido en una carga pública y depende de la asistencia de fondos públicos”.

“Una persona poseedora de la tarjeta de residente permanente o de algún tipo de visado conseguido por la vía legal podría ver afectada su situación en el país en caso en no poder mantener su economía”.

Defensores de los derechos humanos califican la decisión de Trump como discriminatoria a los inmigrantes de los países más pobres.