El mandatario estadounidense Donald Trump volvió a arremeter contra la caravana de migrantes y los gobiernos centroamericanos e incluyó a México.

A través de varios tuits, Trump expresó lo siguiente:

“Estoy viendo cómo el Partido Demócrata lidera (porque quieren fronteras abiertas y leyes débiles) un asalto a nuestro país por parte de Guatemala, Honduras y El Salvador, cuyos líderes están haciendo poco para evitar que este gran flujo de personas, incluidos muchos criminales, entren a México y pasen a Estados Unidos.

El asalto a nuestro país en nuestra frontera sur, incluidos los elementos criminales y las drogas que se están vertiendo, es mucho más importante para mí, como presidente, que tratados o el USMCA (acuerdo comercial entre México, Estados Unidos y Canadá). Con suerte, México detendrá este ataque en su frontera norte. ¡Todos los demócratas culpan a las leyes débiles!

Además de detener todos los pagos a estos países, que parecen no tener casi control sobre su población, debo, en los términos más enérgicos, pedir a México que detenga este ataque, y si no puedo hacerlo, llamaré los militares de Estados Unidos y cerrar nuestra frontera sur!”

Esto se suma a las amenazas que hizo anteriormente, donde ordenó a los presidentes de Guatemala y Honduras detener el éxodo, caso contrario iba a cortar las ayudas financieras para la región

Juan Orlando Hernández obedeció cerrando la frontera de Agua Caliente, al occidente del país, cerrando el paso a los migrantes que se las han tenido que ingeniar para seguir su camino a EEUU.