Donald Trump admitió durante una entrevista con reporteros en la Oficina Oval no tener pruebas suficientes que en la caravana se encuentre personas del Medio Orientes, así como criminales o delincuentes, como los ha llamado.

“No hay prueba de nada, no hay prueba de nada, pero podría ser o no necesariamente tiene que estar en ese grupo”, pero sí es un hecho que no son apropiadas para nuestro país”, contestó a las preguntas de los periodistas.

En declaraciones anteriores Trump había dicho que no solo existían personas de Medio Oriente si no criminales y miembros de la pandilla MS-13 dentro de los migrantes que van camino a los Estados Unidos.

A criterio de Trump, la situación equivale a una emergencia nacional y aseguro que enviara a la frontera a todas las tropas que sean necesarias para evitar el ingreso de la caravana. Analistas han coincidido que Trump está utilizando el tema de la caravana para agenciarse votos para tener control en el Senado y el Congreso,

A su vez indicó: “No los voy a dejar entrar, no van a entrar, no van a entrar, haremos todo lo que sea necesario, pero no van entrar”.