Yakarta (AsiaNews)- Cinco días después de los terremotos y del tsunami que devastaron las ciudades de palu y Donggala causando más de 1400 muertos, la erupción del Monte Soputan alarma a la ya probada isla de Célebes. Situado a cerca de 600 km al nordeste de Palu, el volcán erupcionó esta mañana, liberando hacia el cielo una columna de cenizas alta 4 mil metros.

 

 Temiendo la amenaza de la lava y de las nubes incandescentes, las autoridades ordenaron a la población a permanecer a más de 4 Km de distancia del cráter. El gobierno monitores la situación, pero por el momento no consideró necesario evacuar a los pueblos circunstantes. El aeropuerto internacional de Sam Ratulangi di Manado (Célebes del Norte) continúa operando.

 

 Mientras tanto, las esperanzas de poder encontrar a los desaparecidos en el desastre del 28 de septiembre se debilitan y los sobrevivientes esperan la llegada de los equipos de socorro en las zonas periféricas afectadas por el sismo. El número de de las víctimas registradas subió a 1.407.

 Por segunda vez desde el inicio de la emergencia, el presidente Joko Widodo hoy volvió a los lugares de desastre para coordinar las operaciones de socorro, mientras que aumentan los episodios de saqueos de masa de alimentos y de otros bienes. Más de 65 mil casas fueron dañadas por el terremoto, los evacuados son más de 60 mil y según las agencias de la Naciones Unidas (ONU) 200 mil personas necesitan urgente ayuda.