El incremento aprobado por el régimen nacionalista de Juan Orlando Hernandez  del 18% para todos los hondureños el servicio de energía podría variar según un ejecutivo de la ENEE. La tarifa puede alcanzar hasta un 25% y un 30%.

Según el ejecutivo de la ENEE, el sector residencial ha venido cargando un remanente de 6.5% hace dos años, que se sumará a un valor de 11.85% y total sería un promedio de 18.35%, y dicho valor podría variar. “Puede ser mayor o menor al 18.35% en inclusive llegar a un 30% para muchos de los consumidores”, reveló.

Los factores que componen el ajuste son: ajuste combustible es de 12%, el deslizamiento de la moneda supera el 2%, la inflación y otros indicadores.

Analistas económicos y defensores de protección al consumidor aseguran que el incremento real a las tarifas es de 20%, los números no cuadran, las variaciones porcentuales pueden ser mas fuertes.

LA ENEE FUE QUEBRADA INTENCIONALMENTE

La abogada Rixi Moncada, quien fue gerente de la ENEE en el Gobierno del Poder Ciudadano,  manifestó que “la visión de los que administraron la ENEE después del Golpe de Estado no fue darle el servicio a los ciudadanos, sino una visión en camino a la privatización. La ENEE fue quebrada intencionalmente”

“El cierre de la ENEE se produce desde que dan el Golpe de Estado. Cancelaron el ALBA, Petrocaribe, cambiaron la fórmula de combustibles. Todo planificado desde el poder en acuerdo con grupos que manejan poder económico” añadió Moncada.

EL BONO ES OTRA MENTIRA

La ex gerente de la ENEE , anunció que el subsidio que el gobierno otorgará a los consumidores es falso.

“El bono que anunció Juan Orlando es otra mentira. No hay tal subsidio, no hay tal perdón. Todos los abonados a nivel nacional vamos a tener un incremento en la factura y ese incremento será cada 3 meses”, dijo la abogada Moncada en Une tv.

Rixi Moncada continuó diciendo que, “el discurso que nos plantearon sobre el bono es contrario a la realidad. Es un engaño. Es increíble saber que una autoridad pública tenga tanta desfachatez de salir a mentir frente a una cámara”.