Tony Hernández le mintió a agentes federales según fiscalía de EEUU

La fiscalía de la Corte del Distrito Sur de Nueva York presentó hoy un documento de 11 páginas donde se desglosa la acusación y los cargos de tráfico de drogas y armas contra el hermano de Juan Orlando Hernández y ex diputado del Partido Nacional, Juan Antonio Hernández.

A continuación, detallamos algunos de los puntos más importantes del documento presentado por la fiscalía de la Corte del Distrito Sur de Nueva York:

“Desde al menos 2004, aproximadamente, hasta alrededor de 2016, varias organizaciones de narcotraficantes en Honduras y en otros lugares trabajaron juntas, y con el apoyo de ciertos individuos públicos y privados prominentes, incluidos políticos hondureños y funcionarios encargados de hacer cumplir la ley, para recibir múltiples toneladas de cocaína enviadas a Honduras desde, entre otros lugares, Colombia a través de rutas aéreas y marítimas, y para transportar las drogas hacia el oeste en Honduras hacia la frontera con Guatemala y finalmente a los Estados Unidos”

Según la acusación, Tony Hernández, procesó, recibió, transportó y distribuyó cocaína. En una ocasión hasta vía submarino. Tiene acceso a laboratorios en Honduras y Colombia, donde estampaban la cocaína con el símbolo TH (Tony Hernández). También coordinó y participó en proveer seguridad armada a los cargamentos de droga que se transportaba en Honduras, incluyendo a miembros de la Policía Nacional, narcotraficantes armados, entre otras armas, ametralladoras. Violentaron las leyes de narcóticos de EEUU, èl y otros. Utilizaron una aeronave registrada en EEUU para transportar 5kg y otras substancias con una detectable cantidad de cocaína.

 

La acusación describe a Tony Hernández como el ex diputado, el hermano del actual presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández, y un “narcotraficante a gran escala, que trabajo con otros en países como Colombia, Honduras y México.

Comunicado de Prensa de la Corte del Distrito Sur de Nueva York. 

En el 2014, Tony Hernández se reunió con Devis Leonel Rivera Maradiaga, “El Cachiro”. Durante la reunión, que fue grabada en video y audio, Tony Hernández  aceptó ayudar a Rivera Maradiaga  a cambio de un soborno, para que el gobierno de Honduras le saldara la deuda que tenía con sus empresas. Cachiro le pagó a Tony Hernández aproximadamente 50 mil dólares durante la reunión”.

Tony Hernández también es acusado por mentir y hacer declaraciones falsas al gobierno de Estados Unidos. Tony Hernández viajó a EEUU en el 2016 para reunirse con agentes de la DEA. En esa reunión, Hernández aseguró que nunca había recibido soborno de los cachiros y que no estaba en ninguna actividad vinculada con el narcotrafico.

Según el Departamento de Justicia de Estados Unidos, “Juan Antonio Hernández estuvo involucrado en todas las etapas del tráfico a través de Honduras de cargar varias toneladas de cocaína que estaban destinadas a Estados Unidos.”