Tonala, México. La caravana de migrantes fue recibida de forma inigualable por los habitantes, iglesia y autoridades de ese municipio. Todos ellos mostraron su generosidad, brindando agua, alimentos, asistencia médica e inclusive transporte para los migrantes que huyen de la violencia en Honduras.

La caravana de migrantes llegó al pueblo y sus habitantes extendieron la mano y mostraron su gran corazón. Alrededor de 30 unidades de transporte salieron del lugar con destino a Arriaga. Manuel Narcía Coutiño presidente municipal manifestó “ se trata de esto, de unirnos en una cadena de servicio”.

Los migrantes fueron atendidos en las mejores condiciones. Recibieron alimentos, agua, hasta cortes de cabello a las personas que lo desearan. Celebraciones en las noches con música en vivo.

El presidente municipal de Tonala, Narcía Countiño, agradecio a través de su perfil de en Facebook; “En esta vida uno tiene que ser agradecido. Primero, con Dios; por la vida, por la salud y por la fuerza que no da para ayudar a quien lo necesite, sin distingo de color, país, religión o raza; aquí todos somos iguales. Gracias infinitas por esa unión que demostramos todos, por esa hermandad.


A las escuelas, a las instituciones, iglesias, empresarios, comerciantes, ciudadanos en general que se han solidarizado.”