El rubro taxi envió este lunes un claro mensaje al régimen orlandista y a la población hondureña, anunciando un paro nacional si no son escuchados por los diputados del Congreso Nacional.

De acuerdo con el dirigente, Elvin Muñoz, se nombró una comisión para presionar al Poder Legislativo a que escuche sus demandas.

Entre las peticiones de los taxistas se mencionan: bajar el costo de los trámites como permisos; revisión de la tarifa y se cancele la intención de aprobar el servicio Uber en Honduras.

“Nos vamos ir a un paro a nivel nacional, somos como 17 mil taxis en Honduras”, dijo Muñoz.

Los transportistas de autobuses también han expresado su deseo de exigir aumentos a las tarifas por el alto costo de los combustibles.