Surge segundo denunciante en caso Trump-Ucrania

WASHINGTON (AP) — Un segundo denunciante señala que cuenta con información sobre los tratos del presidente Donald Trump con Ucrania, lo que se suma a la investigación de juicio político que rodea a la Casa Blanca y podría desencadenar en más pistas para los demócratas en su pesquisa sobre el comportamiento del mandatario.

El abogado Mark Zaid, quien representa a ambos denunciantes, le dijo a The Associated Press en mensajes de texto que el segundo denunciante ya habló con el organismo de control interno de la comunidad de inteligencia y puede corroborar información de la denuncia inicial. Dicho documento alega que Trump presionó al presidente de Ucrania a investigar a la familia del precandidato presidencial demócrata Joe Biden, lo que derivó en un encubrimiento de la Casa Blanca.

El nuevo informante trabaja en la comunidad de inteligencia y tiene “conocimientos de primera mano” de los eventos clave, afirmó Zaid.

El surgimiento de un segundo informante amenazó con socavar los argumentos de Trump y sus aliados por desacreditar la denuncia original. Han dicho que tiene motivo políticos, que fue presentada de manera indebida y han intentado desacreditarla como poco confiable debido a que se basa en información de segunda o tercera mano.

Un borrador de la llamada telefónica de Trump con su homólogo ucraniano Volodymyr Zelenskiy que difundió la Casa Blanca, ya corroboró la acusación central de la denuncia de que Trump intentó presionar a Ucrania para que investigara a los Biden. Se llevó a cabo el intento a pesar de que no existe evidencia de irregularidades por parte del exvicepresidente o su hijo Hunter, quien fue parte del consejo directivo de una compañía de gas ucraniana.

Mensajes de texto de funcionarios del Departamento de Estado revelaron otros detalles, incluyendo el hecho de que se le prometió a Ucrania una visita con Trump en caso de que su gobierno accediera a investigar la elección de 2016 y a la compañía de gas Burism.

El representante demócrata Jim Himes, miembro de la Comisión de Inteligencia de la Cámara de Representantes, dijo que la presencia de un segundo informante es indicio de un importante cambio al interior del gobierno.

“El problema real del presidente es que su comportamiento finalmente alcanzó un momento en el que la gente está diciendo: ‘¡Basta!’”, señaló Himes.

Los demócratas han centrado la fase inicial de su pesquisa de juicio político en el Departamento de Estado. Las comisiones de Inteligencia, Asuntos Exteriores y para la Supervisión y Reforma del Gobierno ya entrevistaron a Kurt Volker, un ex enviado especial a Ucrania que proporcionó los mensajes de texto. Al menos otros dos testigos tienen comparecencias programadas para esta semana: Gordon Sondland, embajador de Estados Unidos ante la Unión Europea, y Marie Yavonavitch, quien fue dejó abruptamente el cargo como embajadora en Ucrania en mayo pasado.

Trump y sus simpatizantes rechazan haber incurrido en actos indebidos, pero la Casa Blanca ha tenido problemas para presentar una respuesta unificada. Ningún funcionario del gobierno apareció en los programas noticiosos del domingo para defender al mandatario, mientras que otros republicanos se enfocaron únicamente en atacar a los demócratas. Algunos republicanos han insinuado que Trump solo bromeaba esta semana cuando pidió públicamente a China que investigara a los Biden.

___

Los periodistas de The Associated Press Alan Fram, Ellen Knickmeyer y Mary Clare Jalonick colaboraron con este reporte.