Su madre lo regañaba y un adolescente se relajaba cavando, ahora tiene una cómoda cueva

Su madre lo regañaba y un adolescente se relajaba cavando, ahora tiene una cómoda cueva

Inició a los 14 años su faena de cavar cada vez que tenía una discusión con su madre; seis años después tiene una cómoda cueva con calefacción y wifi.

Su madre lo regañaba y un adolescente se relajaba cavando, ahora tiene una cómoda cueva. Imágenes cortesía, vía Twitter.
  • Jacqueline Alvarenga | 21-05-2021.12:35 pm.

España.- La historia de Andrés Cano, un joven de 20 años que logró construir una cómoda cueva con calefacción y wifi luego que buscaba relajarse cavando tras los regaños madre,  ha recorrido el mundo.

El hueco fue tomando forma tras seis años de cavar, todo producto de las discusiones que todo hijo tiene con sus progenitores.

Según cuenta Cano, cuando tenía 14 años su madre le dijo que si quería salir tenía que cambiarse el tipo de ropa que andaba, molesto por la decisión e su progenitora agarró un cincel y comenzó a apagar su enojo y frustración.

‘Al fondo del bancal, cogí la azada y pagué la frustración contra el suelo’, dijo el joven recordando cómo inició su proyecto de crear una cómoda cueva.

El joven asegura que tarde tras tarde iba al lugar hasta que visualizó lo que sería su pequeña habitación seis años después.

Un pasillo de escaleras, una pequeña sala, una habitación con una cama, unos asientos y un pedrusco forman parte de la cómoda cueva que hoy disfruta con sus seres queridos.

Además, confió que en la comunidad donde vive varias personas han hecho sus viviendas bajo tierra, razón por la cual no se les hace extraño que haya emprendido el proyecto.

Cano, detalló que su mejor amigo le ayudó a que el proyecto se desarrollara mucho más rápidamente al prestarle un pico eléctrico, con el cual avanzó.

‘Empezamos a cavar los dos metros que me faltaban para llegar a la primera habitación’, agregó el joven quien con ingenio ha ido mejorando su cómoda cueva.

Asegura que para poder tener wifi coloca su teléfono en la entrada de la cueva y así logra que otros aparatos tengan el Internet necesario para poder disfrutar de una buena película.

Una vez que la historia se viralizó autoridades municipales llegaron al lugar para hacer un informe y cobrarle licencia por el lugar.

En ese sentido se explicó que su cómoda cueva no puede ser catalogada como jardín, sótano, ni casa; razón por la cual no entiende en qué concepto le cobrarían licencia.

Ahora, Cano espera construir otra habitación y entre sus proyectos a corto plazo está ser actor.

 

1. 9 marzo 2015; tras una pataleta de prepuber, me puse a darle picazos al bancal, no manejaba yo muy bien las emociones xd pic.twitter.com/U1VyVwjoFu

— Kokomo (@andresiko_16) April 26, 2021