Sobrino abnegado ruega por ayuda económica para sus tías

Sobrino abnegado ruega por ayuda económica para sus tías

Una promesa de amor los une, una promesa que cumplirá porque está sellada con la "muerte".

Fotografía cortesía de La Tribuna.
Avatar
  • notibomba | 12-02-2020.8:42 am.

El amor, es el reflejo del alma visto en los ojos de Carlos Alberto Hernández, quien desde hace cinco años se ha dedicado abnegadamente a cuidar a dos tías con discapacidad mental.

Darles sus medicamentos, prepararle la comida e incluso bañarlas son tareas que a diario hace Hernández con Leticia y Arely Castillo.

“Cuando mi abuela estaba viva, ella recogía envases vacíos y los vendía para comprar al menos un poco de comida, pero ahora la situación es más difícil porque me toca cuidar a mis tías”, dijo el noble hombre de 38 años.

Desde julio del 2018, la crisis económica en la familia se intensificó tras el fallecimiento de su abuela, quien se dedicaba a recoger botellas para luego venderlas y traer el sustento diario.

A pesar de las dificultades, hasta ahora no ha pensado en abandonar a sus tías, a quienes quiere como hermanas. Una promesa de amor los une, una promesa que cumplirá porque está sellada con la “muerte”.

“Al momento que agonizaba mi abuela me pidió que las cuidara”, recordó el hondureño mientras ayudaba a una de sus tías a caminar.

Los tres ciudadanos viven en un pequeño cuarto, gracias al buen corazón de un vecino que les permite tener un techo. Pero la falta de recursos les impide muchas veces poder suplir sus necesidades. 

“La situación que estamos pasando es algo que no puedo describir, ya que yo también tengo un pequeño problema, y aunque quisiera trabajar, no puedo porque tengo que cuidar permanentemente a mi tía Leticia, ella depende de mí en un 100 por ciento, de lo contrario se va para la calle a exponerse a muchas cosas negativas”, acotó en tono de ruego.

Hernández, pide a las personas de buen corazón que desean ayudarlo comunicarse al teléfono móvil 9656-8250.

FUENTE: LA TRIBUNA