Pandemia incrementará la desnutrición infantil aguda

Siete millones de niños sufrirán desnutrición aguda producto de la pandemia

La mortalidad entre los niños menores de 5 años de edad aumentará, producto de la desnutrición por la falta de acceso a alimentos.

Siete millones de niños sufrirán desnutrición aguda producto de la pandemia. Images Getty / Notimex
Jacqueline Alvarenga
  • Jacqueline Alvarenga | 28-07-2020.12:08 pm.

Un estudio publicado por la revista médica The Lancet y sustentado por datos de Unicef revelan que al menos siete millones de niños sufrirán desnutrición aguda producto de la pandemia de Covid-19.

Las proyecciones se suman a un acelerado incremento de la pobreza advertido por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), Fondo Monetario Internacional (FMI) y Organización de las Naciones Unidas (ONU).

Según el análisis, la desnutrición infantil se disparará producto de las interrupciones en la movilidad y los sistemas alimentarios causadas por los cierres que provocarán un desplome económico.

Se estima que el Ingreso Nacional Bruto (INB) per cápita bajará en un 8 por ciento, en comparación a pandemias previas De acuerdo con Unicef, un bajo INB se asocia directamente con el aumento de la desnutrición aguda o la emaciación infantil.

Con los datos también se indica que la mortalidad entre los niños menores de 5 años de edad aumentará, producto de la desnutrición por la falta de acceso a alimentos.

El estudio de médico, enfatiza en que el aumento de la desnutrición aguda será del 14 por ciento, lo que representa un 6.7 millones de niños adicionales que se sumarán al problema.

MUERTES

Sobre las muertes se reveló que son al menos 130 mil fallecimientos más por desnutrición producto de la pandemia del Covid-19.

A las proyecciones destacadas por la revista The Lancet se suma la poca respuesta de algunos gobiernos, la corrupción y la suspensión por la pandemia de la lucha contra la pobreza.

El nuevo contagio provocó una reducción del 30 por ciento de los servicios esenciales de nutrición en los países de bajos y medianos ingresos.

Según la ONU, para acabar con la desnutrición infantil en el mundo se necesitan unos 2.400 millones de dólares.