Sicarios colombianos detenidos por magnicidio en Haití denuncian torturas y falta de protección jurídica

Sicarios colombianos detenidos por magnicidio en Haití denuncian torturas y falta de protección jurídica

Los 18 sicarios colombianos que participaron en la muerte del presidente Jovenel Moïse han denunciado torturas y no tener la protección jurídica en Haití, donde pasarán el resto de sus vidas en prisión.

Sicarios colombianos detenidos por magnicidio en Haití denuncian torturas y falta de protección jurídica Fotografías cortesía y de archivo.
  • Jacqueline Alvarenga | 07-07-2022.6:37 pm.

Los 18 sicarios colombianos que fueron detenidos en Haití exactamente hace un año por el magnicidio del presidente Jovenel Moïse denunciaron este jueves torturas y falta de protección jurídica.

Según se informó, los extranjeros han pasado 365 presos sin ser presentados ante un juez por el crimen del gobernante, y sin la asesoría de un abogado.

Los 18 sicarios aseguran que además de sufrir condiciones inhumanas están en total indefensión jurídica por parte de la nación donde están arrestados y de las autoridades de su país.

Investigaciones de diario El País revelan que por el crimen se encuentran detenidas 40 personas, entre ellas los 18 extranjeros que están destinados a pasar el resto de su vida en una prisión en condiciones infrahumanas.

Los sicarios colombianos se encuentran detenidos en una cárcel de Puerto Príncipe, donde hasta el momento su situación jurídica es incierta.

A un año del suceso que estremeció a la nación más pobre de la región, la situación política, económica y social de Haití ha empeorado significativamente.

Secuestros, huracanes, indigencia de miles de familia, protestas son el resultado de un país sumergido en la corrupción de sus autoridades.

Expertos y activistas han señalado que el asesinato Moïse empeoró el desastre jurídico y político en el que ya estaba envuelto Haití desde hace varios años.

Actualmente, las riendas de Haití las lleva el primer ministro Ariel Henry, quien ha sido señalado por ser la mente maestra del magnicidio.

El medio estadounidense The New York Times hizo eco de los vínculos del primer ministro haitiano en el crimen por medio de evidencias como registros telefónicos con Joseph Badio, principal sospechoso del magnicidio.