Serpiente mascota mata a su dueño

Serpiente mascota mata a su dueño

El hombre del condado de Lehigh cuya boa constrictor se enredó alrededor de su cuello murió a causa de las heridas que sufrió.

getty images
  • Karla Alvarez | 25-07-2022.9:16 pm.

Elliot Senseman, de 27 años, del municipio de Upper Macungie, en Pensilvania, Estados Unidos, murió el domingo, cuatro días después de que su serpiente mascota de 18 pies lo dejara inconsciente en su casa de Fogelsville. Sufrió de un paro cardíaco cuando llegó la policía.

La oficina del forense del condado de Lehigh dictaminó que Senseman murió de una lesión cerebral anóxica debido a la asfixia por constricción.

Una lesión cerebral anóxica ocurre cuando el cerebro se ve privado de oxígeno, lo que puede ocurrir durante un paro cardíaco. Una vez que el corazón deja de funcionar, otros órganos también sufren.

Cuando las autoridades llegaron a la vivienda de Senseman, uno de ellos le disparó a la serpiente.

Joven muere tras haber sido estrangulado por su serpiente en Lehigh Valley

El reptil aflojo el agarre, lo que permitió a la policía quitárselo a Senseman y fue llevado a un hospital para recibir tratamiento.

Senseman limpiaba las jaulas de sus tres serpientes cuando la boa constrictora se volvió agresiva.

Su abuela llamó al 911 y luego comenzó a seguir los procedimientos de manipulación de serpientes hasta que llegó la policía.

Senseman era un manipulador de serpientes experimentado, que había trabajado con reptiles desde los 10 años.

Hace unos seis años, Senseman comenzó a cuidar serpientes cuyos dueños ya no podían, ubicándolas según su temperamento y su entorno natural.

“Muchas veces las serpientes son descuidadas o maltratadas y necesitan atención médica, él proporcionaba todo eso” dijo un miembro de la familia.

Rudy Arceo, fundador del Venom Institute en el condado de Schuylkill, dijo que las serpientes “mantienen su agarre, equilibrio y estabilidad envolviéndose alrededor de lo que las sujeta. Si una serpiente está tratando de causar daño, morderá antes de enrollarse. Los humanos son demasiado grandes para ser presas”.

“Pero si te pones esta serpiente alrededor del cuello y caminas con ella o lo que sea, se enrollarán y básicamente intentarán mantener el equilibrio”, dijo Arceo. “Y desafortunadamente, si no estás prestando atención, pueden rodear el cuello, y luego, cuando intentas alejarte de él, puede ser realmente difícil”.

Zoo Check, una organización que aboga por la protección de la vida silvestre, recomienda no tener serpientes grandes como mascotas porque pueden ser un riesgo para la salud humana en hábitats no naturales.

La mayoría de los ataques de serpientes en los hogares se remontan a animales que confunden partes del cuerpo con presas.

Las serpientes grandes también corren el riesgo de ser asesinadas o abusadas si sus dueños no poseen las habilidades para cuidarlas adecuadamente.

Las muertes causadas por serpientes constrictoras son raras, según la Sociedad Protectora de Animales.

Entre 1978 y 2013, solo 17 personas fueron asesinadas por grandes constrictoras en los Estados Unidos