Senadora estatal de EEUU es acusada de usar $600,000 de fondos federales en lujos

Senadora estatal de EEUU es acusada de usar $600,000 de fondos federales en lujos

La funcionaria utilizó la enorme cantidad de dinero para mantener una vida lujosa, comprar un vehículo, viajes al extranjero, boletos para partidos de la NBA y hasta para pagar los honorarios legales de un divorcio

senadora Katrina Robinson Foto: Associated Press
Daniel Umanzor
  • Daniel Umanzor | 31-07-2020.4:25 pm.

Katrina Robinson, una senadora estatal de Tennessee, Estados Unidos ha sido acusada de utilizar 600,000 dólares de fondos federales destinados a una institución de salud para pagar por su boda y un estilo de vida de lleno de lujos entre otros gastos personales.

De acuerdo con los fiscales federales, la senadora estatal que ejerció de 2015 a 2019, esta acusada de robar dinero que estaba destinado a The Healthcare Institute, una compañía de asistencia médica de la cual ella estaba a cargo.

Un bolso Louis Vuitton, entradas para partidos de los Grizzlies, un viaje a Jamaica, un Jeep, inversiones en un negocio familiar  y otras compras fueron algunos de los lujos a los que la senadora pudo acceder luego de robar el dinero, según fiscales y el FBI.

Además de cubrir los costos de su boda, Robinson, una demócrata de un distrito de Memphis elegida en 2018, está acusada de usar los fondos para pagar su luna de miel y pagar los honorarios legales para su divorcio.

Hombre se gasta los fondos de ayuda de Covid-19 en un Lamborghini, hoteles y citas

De acuerdo con la queja, el Healthcare Institute recibió más de 2.2 millones de dólares en subvenciones de la Administración de Recursos y Servicios de salud, parte del Departamento de Salud y Servicios Humanos de EEUU, de 2015 a 2019. El Healthcare Institute recibió la subvención bajo la condición que se utilizaría para capacitar a asistentes de enfermería para atender a pacientes geriátricos y proporcionar becas basadas en la necesidad para el programa.

Según el New York Times la investigación contra Robinson comenzó en 2016, cuando una denuncia anónima al Departamento de Salud y Servicios Humanos alegó que la senadora había usado 550 dólares para comprar un bolso Louis Vuitton usando el dinero de la subvención.

Robinson fue acusada de robo, malversación y fraude electrónico.

Por su parte, Robinson dijo que a pesar de los cargos, continuará sirviendo en la legislatura estatal “con la misma integridad, la misma pasión que he demostrado desde que me eligieron para este cargo”.

Robinson comparecerá ante un juez federal la próxima semana. Además de sus problemas legales, parece que enfrentará una investigación legislativa.

“Les pido que me brinden sus pensamientos y oraciones, sus oraciones más que nada”, dijo la senadora Robinson.