Las autoridades de Educación de Honduras dispusieron hoy la suspensión de clases para este martes en tres departamentos bajo alerta roja (emergencia), debido a las lluvias provocadas por sistemas de baja presión y que dejan seis muertos, un desaparecido y más de 7.800 afectados.

En los departamentos de Francisco Morazán (centro), Choluteca y Valle (sur) -fronterizos con Nicaragua y El Salvador- fue extendida este lunes la alerta roja por la Comisión Permanente de Contingencias (Copeco) debido a la continuidad de las precipitaciones.

El Ministerio de Educación de Honduras indicó en un comunicado que la suspensión de clases para este martes en esos tres departamentos se hace debido a “las condiciones climatológicas actuales y el mejor interés de nuestros niños y jóvenes”.

En el caso de Choluteca, la Dirección Departamental de Educación pidió a los alumnos y padres de familia estar atentos a la información de la Copeco y “tomar medidas preventivas para salvaguardar las vidas”.

El organismo de protección civil también extendió por un día la alerta verde, de prevención, en los departamentos de Comayagua y La Paz (centro), Intibucá, Lempira y Ocotepeque (occidente), donde las autoridades de Educación indicaron que queda a consideración de los directores departamentales “evaluar y anunciar si habrá suspensión de clases”.

En el resto de departamentos sin alerta las clases se desarrollarán este martes con normalidad, señala el comunicado oficial.

El Ministerio de Educación precisó que los centros educativos que han venido funcionando como albergue temporal para las personas afectadas por las lluvias seguirán igual.

Las precipitaciones, que comenzaron el jueves, han causado seis muertos, un desaparecido y más de 7.800 afectados por las inundaciones.

La alerta roja conlleva evacuaciones en las zonas con riesgo de inundaciones, mientras que la verde significa que se debe dar seguimiento al comportamiento de un fenómeno que pueda resultar en desastre.

El Ministerio de Educación de Honduras suspendió las clases este lunes en todo el territorio como medida de precaución ante las lluvias. EFE