Se conmemoran 7 años del Golpe de Estado a Manuel Zelaya

El día de hoy 28 de junio 2016 se cumplen 7 años del primer golpe de Estado triunfante del siglo en América Latina.  Hace 7 años que se derrocó mediante el golpe de estado militar a un gobierno legítimamente electo por el voto popular como era el gobierno del ex presidente José Manuel Zelaya.

Zelaya llegó a al presidencia en enero del 2006 desde el Partido Liberal, uno de los dos partidos tradicionales. Durante su gestión decretó el otorgamiento de tierras a campesinos y aprobó un aumento del 64% al salario mínimo al igual que proyectos de agro, aprobó la Ley de Transparencia, el Lempira mantuvo su valor frente al dólar, la energía estaba subsidiada al igual que el transporte público. Se aprobaron las leyes de Transparencia y la Ley de Participación Ciudadana.

A mediados del 2009 propuso una consulta popular para decidir la colocación de una cuarta urna en las elecciones generales previstas para noviembre. La Cuarta Urna permitiría votar a favor o en contra de la instalación de una Asamblea Constituyente. El plebiscito, previsto para el 28 de junio del 2009 fue el detonante que puso en marcha el Golpe contra un gobierno electo democráticamente.

Asumió el presidente del Congreso Nacional, argumentando una “Sucesión Constitucional”, que tal como lo dijo la Comisión de la Verdad presidida por Eduardo Stein no existe tal figura y la acción fue condenado por el mundo entero. Honduras fue suspendida de la OEA y de la ONU.

La realidad pos golpe abrió el camino para que se disparara la violencia criminal. Según un estudio publicado por la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito, Honduras tiene el porcentaje de homicidios más alto del mundo, 90.4 por cada 100 mil habitantes, cuando la media mundial es de 8.8.

Siete años después, el pueblo hondureño sigue viviendo caro las consecuencias del golpe, el país se convirtió en el más violento de la región y uno de los más pobres (cerca del 70%), dos millos de personas han sido expulsados por la violencia y la miseria, 35 mil niñas y niños fueron arrojados a la red de trata y la prostitución infantil. Siete años después, Honduras está sumergida con niveles altísimos de corrupción, con gobiernos provenientes de fraudes electorales y una economía quebrada.