La incorporación del partido de oposición más grande de Honduras, el Partido Libertad y Refundación (LIBRE) en la Junta Interventora del Registro Nacional de las Personas, abre una esperanza para las elecciones libres.

Este derecho ganado en las urnas en los procesos electorales del 2013 y 2018 pone fin a nueve años del bipartidismo en el Registro Nacional de las Personas. El Partido Libertad y Refundación se integra a la Comisión Interventora de ese organismo lo que marca un cambio dramático en la historia política del país.

El pueblo hondureño se gana un escaño en uno de los entes con mayor importancia en los procesos electorales. Este primer paso, es una de las garantías mínimas para transparentar las elecciones en Honduras.

Desde el Golpe de Estado, la Resistencia y Libre han exigido el derecho que les corresponde para integrar los organismos electorales, como ser el Registro Nacional de las Personas y el Tribunal Supremo Electoral, derecho que se ha ganado en las urnas y ha sido negado por la dictadura bipartidista, quienes por años se han negado a reconocer la fuerza electoral y popular de Libre.

Con la votación mayoritaria del Pleno del Congreso Nacional, 109 votos a favor, se dio paso a la iniciativa para intervenir el Registro Nacional de las Personas.

Los integrantes propietarios nombrados en la Junta Interventora del Registro Nacional de las Personas son: Roberto Katàn (PN), Norman Roy Hernández (PL), Óscar Porfirio Rivera Inestroza (LIBRE).

Los Integrantes Alternos son: Roberto Montenegro Girón, Gonzalo Alberto Fuentes Mejía

La Comisión Interventora tiene la misión de levantar un nuevo censo electoral y el proceso para elaborar una nueva tarjeta identidad, entre otras asignaciones.