Salvadoreños acuden a las urnas para elegir nuevo presidente

SAN SALVADOR (AP) — Los salvadoreños acudían a las urnas el domingo en unas elecciones presidenciales con intenso descontento hacia la clase gobernante por la corrupción, los problemas económicos y la violencia.

Las votaciones iniciaron con pequeños atrasos, pero con tranquilidad y una importante participación, y la mayoría de centros de votación abrieron sus puertas para que los salvadoreños acudan a elegir al nuevo presidente que gobernará el país en los próximos cinco años.

Se trata de una cerrada disputa en la que se podría romper el bipartidismo que ha regido el país en los últimos 30 años.

El presidente del Tribunal Supremo Electoral, Julio Olivo, dijo en una cadena nacional de radio y televisión, que todos los paquetes electorales han llegado a los 1.596 centros de votación, lo que significa que se encuentran listas las 9.568 juntas receptores de votos para que la ciudadanía pueda ejercer el sufragio.

Olivo manifestó que “la confianza y certeza de los resultados electorales estará determinada por la vigilancia activa que ejercerán los vigilantes de cada uno de los partidos políticos contendientes”.

En las votaciones participan siete partidos legalmente inscritos, pero solo cuatro candidatos.

Según la mayoría de las encuestas, el favorito para ocupar el palacio de gobierno es el candidato de la conservadora Gran Alianza para Unidad Nacional (GANA), el exalcalde capitalino Nayib Bukele, seguido por el empresario Carlos Calleja, postulado por una alianza de cuatro partidos conservadores que encabeza la Alianza Republicana Nacionalista (Arena).

Las encuestas señalan en una tercera posición al ex canciller Hugo Martínez, del gobernante partido Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN); y en una última posición, casi sin ninguna posibilidad, el empresario Josué Alvarado, del partido VAMOS.

Según los estudios de opinión de más de 10 empresas encuestadoras y universidades, Bukele llega como favorito porque ha logrado acumular la simpatía de los descontentos por los altos nivele de corrupción, los problemas económicos y la alarmante violencia que abate a este pequeño país centroamericano.

“Esperamos que el país tome en cuenta que en 10 años se ha hecho una enorme transformación en el país, esa transformación tiene que continuar. Esperamos que el pueblo tome una decisión responsable de quien va estar al frente del país”, dijo el presidente Salvador Sánchez Hernández luego de emitir el voto.

Por su parte el candidato de la derechista Arena, Carlos Calleja pidió a los salvadoreños que salgan a votar porque “estamos en una momento crítico en nuestro país y esta es una elección histórica, sin duda alguna”.

”Esta elección va a definir el rumbo de nuestro país”, agregó luego de emitir el sufragio en el Centro de Ferias y Convenciones de San Salvador (CIFCO), el mayor centro de votaciones del país.

Muchos salvadoreños fueron a votar, destacando la importancia de la fecha.

“Yo vine a votar porque quero que se cambien el país, porque estamos cansados de tanta corrupción, para que no se sigan robando el dinero del pueblo”, dijo a The Associated Press, Estela Henríquez, de 27 años, luego de votar en el CIFCO.

La mayoría de las casillas electorales abrieron las votaciones a las 07:00 de la mañana (1300 GMT), como se había planificado, pero en algunos lugares se atrasó hasta por 30 minutos, sin que se reportaran incidentes graves.

Los primeros en votar fueron los miembros de las juntas receptoras de votos y los agentes de la policía asignados a dar seguridad en la periferia de los centros de votación, pero no todos los policías pudieron ejercer el sufragio.

El director general de la Policía Nacional Civil, comisionado Howard Cotto dijo que de solo 10.000 de los 13.000 policías habían votado.
Las mesas cierran a las 1700 horas (2300 GMT), pero si a la hora de cierre aún quedan ciudadanos dentro del centro de votación o a su entrada, también se les permitirá ejercer el sufragio.

El Tribunal Electoral anunció que a eso de las 2100 horas (0300 GMT) se conocerán los primeros resultados preliminares y se espera que esta misma noche se conozca quién ganó las votaciones.

En estos comicios podrán ejercer el sufragio 5,2 millones de salvadoreños que residen en el país y 5.948 que viven en el exterior. Según la justicia electoral, si ninguno de los cuatro contendientes logra la mitad más uno de los votos válidos en los comicios del 3 de febrero, los dos mejor votados participarán en una segunda ronda electoral en marzo, donde se declarará ganador al que saque mayor número de sufragios.