Miembros de la Coordinadora Indígena del Poder Popular de Honduras (CINPH) se dirigen rumbo a Tegucigalpa para exigir al régimen el cese de la destrucción de los bosques.

La gran peregrinación arrancó desde la Plaza Lempira, en la Esperanza, departamento de Intibucá,  llevando por nombre “Justicia, tierra, respeto y tortilla para nuestros pueblos”.

Otra de las exigencias es la liberación de sus compañeros Lencas presos del Zapote, Yamaranguila y para los presos políticos.

La CINPH también condena y repudia la hipocresía de la dictadura, al mandar ayuda humanitaria a Venezuela para imponer un impostor mientras en nuestro pueblo reina el hambre y la miseria.