Las cámaras de seguridad registraron al yihadista horas antes de los atentados. Junto con su hermano y otro terrorista, asesinó en el lugar a 15 personas

Salah Abdeslam es desde hace días el hombre más buscado por los atentados en París que dejaron al menos 132 muertos y más de 300 heridos, 80 de los cuales están graves. Las autoridades francesas y belgas emitieron una orden de captura en su contra. Bélgica montó un operativo en en el barrio popular de Molenbeeck, que, situado en Bruselas, se considera un semillero yihadista. Sin embargo, la redada policial fracasó, ya que no logró arrestarlo.

Hasta ahora la única imagen que se tenía de él era la emitida por la Policía francesa, que lo describían como un “individuo peligroso, de 1,75 metros y ojos marrones”. Pero ahora se difundió un video en el que se lo ve sonriendo frente al bar Le Carillon y hace una mueca, en lo que parece ser una sonrisa hacia el objetivo. Horas después de que Salah Abdeslam pasara por allí, el lugar sería escenario de una furibunda matanza: 15 personas murieron tiroteadas.
Salah Abdeslam pasa frente al bar Le Carillon y sonríe a cámara
La orden de captura de la Policía francesa contra Salah Abdeslam. Se lo describe como “un individuo peligroso”, de “1,75 metros y ojos marrones”
Las imágenes fueron captadas por una cámara de seguridad que registra al terrorista caminando en forma tranquila por el distrito X, próximo a la Plaza de la República. Los medios internacionales consideran que sabía donde estaba la cámara. Conocía el lugar.
Horas después, junto con otros dos terroristas -incluido su hermano mayor, que murió en los atentados-, se bajó de un Seat León negro y, con la cara cubierta, comenzó a disparar con armas automáticas contra los clientes de Le Carillon y del restaurante Le Petit Cambodge.