El presidente de Rusia, Vladimir Putin, presenció este martes la botadura, o ceremonia para oficializar el uso de un submarino, considerado apocalíptico por su capacidad de generar un tsunami.

La nueva arma porta drones nucleares subacuáticos fue botada durante la visita a un astillero en San Petersburgo.

Se informó que el submarino entrará en servicio el año entrante.

El mandatario ruso aseguró que las pruebas de la arma han sido exitosas.