La vocera de la cancillería rusa dice que no se prevé evacuar a los diplomáticos u otras personas de esa nacionalidad de Venezuela, pero se niega a explicar la presencia de un avión de pasajeros ruso en el aeropuerto internacional de la capital.

El arribo del Boeing 777 de la aerolínea rusa Nordwind el lunes ha dado lugar a toda clase de especulaciones, incluso la de que funcionarios venezolanos se aprestaban a sacar toneladas de reservas de oro del país a medida que se profundiza la crisis.

La Associated Press no pudo verificar la autenticidad de esa afirmación.

La vocera María Zajárova dijo a la prensa que el avión “no fue enviado con fines oficiales”.

“Puedo decir que no se trata de la evacuación de diplomáticos rusos o sus familiares o ciudadanos rusos que son empleados de agencias o empresas en el exterior”, añadió, sin entrar en más detalles.