El ex alcalde de Tegucigalpa, Ricardo Álvarez, no le quedó de otra que defender la administración de Tito Asfura, ante el temor que sea este quien revele algunas irregularidades que pudieron ocurrir en la administración pasada.

Álvarez aseguró en una reciente entrevista que el Trans 450 no está siendo destruido (aunque las imágenes hablen lo contrario), y que va por buen camino su culminación.

Ricardo dice que esto no es destrucción del Trans

El costo del Trans es de unos 45 millones de dólares, obra que aún no ha sido puesta a funcionar, aunque se inauguró con bombos y platillos por Ricardo.