Revés judicial a Bolsonaro y sus intenciones de dejar sin tierras a los indígenas

Brasil. Este martes, el juez Luis Roberto Barroso, del Supremo Tribunal Federal (STF), suspendió un decreto ejecutivo emitido por el presidente brasileño, Jair Bolsonaro, que pretendía transferir la demarcación de las tierras indígenas al Ministerio de Agricultura.

En los últimos meses el polémico decreto ha generado multitudinarias protestas de los pueblos aborígenes en Brasil.

Con la decisión emitida por el juez Barroso, la demarcación de las tierras vuelve a ser responsabilidad de la Fundación Nacional del Indio (Funai) vinculada al Ministerio de Justicia.

Sin embargo, dicha decisión es provisional y esta deber ser analizado por el pleno del Supremos Tribunal Federal. Barroso solicitó que el caso se analice con urgencia.

Tras la toma de posesión como presidente de Brasil, una de las primeras medidad de jair Bolsonaro fue la de transferir los poderes de la Funai al Ministerio de Agricultura, dirigido por Tereza Cristina Dias. Bolsonaro favoreció el uso de las tierras indígenas al agronegocio.

La medida fue aprobada en el Congreso brasileño, pero el inciso sobre la demarcación de tierras fue modificado atribuyendoselo nuevamente a la Funai sus funciones. La semana pasada, el mandatario brasileño publicó un nuevo decreto en el que devolvía una vez más la competencias al Ministerio de Agricultura, el cual fue tumbado por el juez Barroso.